¿El tamaño importa?

El tamaño sí importa.

La pregunta de si el tamaño importa ha estado presente en conversaciones en muchos momentos. Algunos dicen que no importa para nada, y otros que es un factor muy importante. Es difícil saber hasta dónde las respuestas son sinceras o no al respecto de que preferimos, y para esto decidimos estudiar el tema durante mucho tiempo y…. ¡confirmado! Por fin nos atrevemos a reconocer algo que hemos pensado siempre: el tamaño sí importa. Cuanto más grande, mejor. Hemos recopilado diferentes opiniones; y se han originado muy pocas opiniones que aseguran que no importa, mientras que la mayoría dicen que lo prefieren más grande. No podemos decir con total seguridad que ha aumentado con el tiempo debido a que lo preferimos más grande, pero sí podemos afirmar que la atracción a primera vista depende de tres factores: la anchura, la forma y el tamaño. Y sí, nos referimos al tamaño del silo.

En función del tamaño del silo tendremos más o menos autonomía de combustible. La normativa actual (RITE) exige un mínimo de dos semanas, pero evidentemente hay que tener en cuenta el cálculo de la demanda energética anual a la hora de dimensionarlo. Por lo tanto, en función de las cargas que estemos dispuestos a hacer al año y teniendo en cuenta un margen de seguridad, obtendremos el tamaño necesario del silo, variable más que importante y que puede acabar afectando al precio del subministro de bio-combustible a destino. En BiomBox© proporcionamos una amplia variedad de silos de biomasa de gran capacidad con el objetivo de adaptarse a la autonomía que requiere la instalación o las limitaciones en cuanto a especio se refiere. Estructuras diseñadas escrupulosamente para mantener las propiedades del combustible que almacenan y aprovechar al máximo su capacidad. Son fácilmente transportables y el montaje asociado es inferior a 24 horas.

SiloBox© es el nuevo concepto de silo que dispone de múltiples acabados que permiten una perfecta integración arquitectónica con la cabina energética y el paisaje, evitando de esta manera el impacto visual de esta instalación en el entorno. Están acabados con un material específico para que con las descargas no se escape ni el polvo ni se traspase la electricidad, de tal manera que cumplen las normas de seguridad europeas. Todos ellos incorporan una cámara IP interior con infrarrojos, compatible con un smartphone, Tablet o PC,  para conocer al momento el estado de carga de biomasa, la mejor opción para vigilar 24 horas lo que ocurre en su interior. Las principales características técnicas del SiloBox© son:

  • Estructura metálica que conforma la arquitectura y la forma del mismo.
  • Paredes interiores con refuerzo para suportar los esfuerzos laterales del combustible mediante malla electro soldada de contención.
  • Acabado exterior con madera tratada en autoclave (especial para exterior), natural y ecológica.
  • Tela antiestática que permite la aireación del material pero no la salida de polvo, por lo tanto, una óptima conservación del producto.
  • Cuatro puntos de anclaje sobre solera mediante taco químico M15. Estabilidad y resistencia a la fricción contra el viento.
  • Compuerta simple de acceso por la parte inferior del silo para realizar correctamente las tareas de mantenimiento.
  • Cubierta cuadrada inclinada pintada a color RAL 9006.
  • Incorpora doble boca de llenado para camión neumático (pellet o astilla forestal) con su racor storz necesario en cada caso.
  • Posibilidad de carga superior mediante la mecanización de una compuerta deslizante, para descarga por gravedad, big-bags, entre otras.
  • Cumplimiento del R.I.T.E. / CTE, así como las normativas vigentes.

SiloBox©, un producto lleno de ventajas. Su instalación permite disponer de una distancia considerable de la caldera, montaje rápido y sencillo, no requiere obra civil, no genera polvo en la descarga, nos permite medir la humedad de biomasa interior, e incluso aprovechar la recirculación del aire interior de la sala de calderas para un precalentado de la astilla almacenada en el silo. Es importante abordar la experiencia acumulada; más allá de negar que no nos fijamos en el tamaño, más allá de decir que lo importante es saberlo usar, nuestra conclusión es que el tamaño sí importa.