Así es la salud.

Así es la salud. Ese bien de preciada ausencia, pues sólo se valora cuando ya se perdió.

Descripción del proyecto

Así es la salud. No te hagas ilusiones. Nada importa demasiado si la salud no está. Si crees que tu vida no pasa per su mejor momento, si te crees con derecho a enfadarte, frustrarte o deprimirte, date una vuelta por cualquier UCI. Allí donde urge lo importante e importa la urgente. Allí donde el día y la noche los marca cualquier cosa menos la salida y la puesta de sol.

Así es la salud. Nos creemos importantes hasta que algo o alguien nos mandan al hospital. Igualador de vanidades, antesala de nuestro principio i de nuestro fin. El hotel de los dolores mudos. La residencia del gemido que nadie quiere escuchar. Si te crees con el derecho a estar mal es porque no lo has estado de verdad. Si nunca has pasado una noche en urgencias, aún no sabes lo que es sufrir.

Así es la salud. Cuando dejamos de ser estupendos, estamos más cerca de los que estaban tan cerca que ni los veíamos, y aleja a los que ya estaban lejos, pero no creíamos ver. La enfermedad grave, un gran detector de mentiras que encima suele llegar demasiado tarde, o demasiado pronto. Así es la salud, ese bien de preciada ausencia, pues sólo se valora cuando ya se perdió. Somos lo que cuidamos. La debilidad de un cuerpo que necesita otro para vivir cuantifica la dependencia de nuestro prójimo. Porque son justamente los débiles los que miden nuestro grado de fortaleza. Cómo tratamos a las personas. A los ancianos. A los dependientes. A los niños. Cuanto mejor los cuidemos, más lejos estaremos de la barbarie y la sinrazón.

Así es la salud. Este caso de éxito va dedicado a ellos. A todos aquellos profesionales. Olvidamos con frecuencia a quienes hacen posible sentir de cerca que la muerte no es el final, que con su callado trabajo, forman parte inseparable de nuestro acercamiento a la muerte. A ellos queremos rendir sereno y profundo homenaje. Reconocimiento a un trabajo alegre en la tristeza, cariñoso ante las heridas profundas del dolor y reparador de los desgarros del alma.

Así es la salud. Hombres y mujeres que con un trabajo bien hecho hacen posible que vivamos mejor, y que te enseñan, por los rincones de un hospital luminoso, a aprender a aceptar. Médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y todo el personal de servicios del hospital que nos ayudan, cada día, a apreciar el cariño que unos aparentes desconocidos mostraban hacia nuestro hijo, esposo, padre y hermano. A ellos el premio de que sepan que nos hacen la vida más fácil, que quieren con obras a quien no conocen, y que sienten con nosotros, como uno más, la despedida de uno de nosotros. Desde IMARTEC, todo nuestro cariño y afecto.

Por cierto, recientemente y de la mano de importante firma leridana, Jorfe Instalaciones (formando UTE con ellos) hemos tenido la oportunidad de implantar una nueva caldera de biomasa en el Hospital Comarcal del Pallars, en Tremp, sustituyendo su caldera convencional de gasoil. 500 kW renovables serán los encargados de proporcionar todo el subministro de calefacción y agua caliente sanitaria del centro, adaptándose a las expectativas y necesidades de todo su equipo humano. Así es la salud.

Detalles del Proyecto

  • Cliente Hospital Comarcal del Pallars (Tremp)
  • Fecha 11/06/2016
  • Etiquetas biomasa lleida, biomasa, h, proyectos de exito
Proyecto

Proyectos relacionados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anti-Spam: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ir a arriba